Cómo proteger el router y evitar que puedan hackear tu WiFi

Cómo proteger el router y evitar que puedan hackear tu WiFi

Por si no te has puesto a pensarlo, la red inalámbrica de tu hogar necesita más seguridad que nunca. No es que vayan a robar tu router WiFi, sino que podrían irrumpir al mismo y tomar el control. Esto puede traerte más problemas de los que tal vez te imagines. Es por ello que tienes que tomar algunas medidas para proteger el router WiFi de tu casa.

Recuerda que un router funciona como una ruta para cualquier transferencia de datos. Si alguien malintencionado o un virus lo afecta, es posible que empieces a perder datos y experimentes problemas de software, o incluso peor. 

En el mundo de la tecnología de Internet, es imposible proteger al 100% tu red y dispositivos del hackeo. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es intentar hacer el hackeo lo más difícil que te sea posible. En pos te esa idea, las siguientes recomendaciones te ayudarán efectivamente.

Cómo proteger el router WiFi de tu cada

1. Modifica contraseña de administrador periódicamente

La contraseña de administrador de tu router debe ser completamente confidencial. La filtración de la misma es una forma habitual en que los intrusos acceden a tu red doméstica a sus anchas. Además, con muchos routers vienen con una contraseña de fábrica por defecto. Los hackers saben que muchas personas no cambian estas contraseñas y, por lo tanto, se aprovechan rápidamente de este descuido. 

Por estas razones, siempre debes tu contraseña lo antes posible una vez configuradas las conexiones. También deberías hacerlo cada cierto tiempo, anotándola en algún lugar seguro, para tener mayor confianza.

2. Protege tu red WiFi

Como sabemos, la señal del WiFi no es algo que puedas siempre limitar a la cobertura de tu propia casa. Dependiendo de la potencia del router, algunos de tus vecinos o las personas que pasan frente a tu casa podrán recibir la señal. Por este motivo, es muy arriesgado tener tu red WiFi desprotegida sin contraseña. Algunas personas pueden acceder muy fácil a informaciones confidenciales o recursos en tu red, como por ejemplo, en tus cámaras de seguridad. 

También pueden saturar tu ancho de banda descargando grandes archivos usando tu red. Por estos motivos necesitas configurar una contraseña a tu red WiFi para que sea segura; y la misma debe ser compleja, difícil de adivinar para cualquier persona. 

Además debes asegurarte de que tu red esté configurada con los estándares de seguridad WPA. La encriptación de seguridad WEP es el tipo anterior, y debes actualizar a WPA. Otra recomendación sería modificar el SSID, que es el nombre de la red. Esto último es un plus, ya que con el nombre del modelo del router cualquier hacker cercano tiene la posibilidad de encontrar una brecha a tu red. 

3. Desactiva UPnP y WPS

Habitualmente, los routers vienen con configuraciones y características predeterminadas particulares que son vulnerables al hackeo. Entre estos se encuentran WPS y UPnP

La Configuración inalámbrica protegida (WPS) facilita la conexión al solo requerir ingresar una contraseña pin. Pero esta característica es muy vulnerable, y los hackers la explotan fácilmente utilizando herramientas de pirateo de contraseñas gratuitas para entrar a tu red. Lo mejor que puedes hacer es apagar el WPS en tu router. 

Universal Plug n Play (UPnP) es otra vía por la que muchos hackers e incluso malware logran infiltrarse a tu red. UPnP es esencial para la comunicación global y sin él posiblemente algunas aplicaciones (como Skype) no funcionen de manera efectiva. Debido a su alta manejabilidad, deshabilitarlo puede no ser una gran diferencia. 

4. Controla tu red

El manejo de los detalles de seguridad de tu router es muy importante. Puedes llevar a cabo este procedimiento de manera efectiva a través del panel de control de administración del equipo, o puedes optar por utilizar una herramienta de terceros como Fing. Algunos routers te permiten registrar dispositivos particulares con apodos únicos para un fácil reconocimiento. 

Cualquiera de estos dos métodos te ayudará a saber si hay un dispositivo no autorizado conectado a tu red.  Te permitirá estar pendiente y controlar quién utiliza tu red.

5. Actualiza el firmware

Cada vez que se actualiza el firmware de tu router, aparecen nuevas características, incluidas las de seguridad. A menudo, estas actualizaciones surgen de las últimas amenazas que siguen apareciendo. Por lo tanto, si el firmware de tu enrutador es actualizado, dichas amenazas no pueden afectar tus dispositivos o sistema de red.

Los modelos recientes facilitan todo este proceso y algunos incluso te informarán automáticamente a través de su sistema si hay una nueva actualización. Mientras que otros se actualizarán automáticamente. Es solo en los modelos antiguos que requerirás iniciar sesión en la página del fabricante para descargar las actualizaciones. 

Por todo ello es muy recomendable que elegir modelos más nuevos con características más avanzadas. Estas actualizaciones también podrían mejorar convenientemente la cobertura de alcance, la velocidad e incluso la intensidad de la red. 

Proteger el router WiFi

Aprovechar la oportunidad de proteger tanto tu red WiFi como el enrutador es muy importante. Siempre habrá personas malintencionadas que podrán ver tu señal del WiFi. Es muy útil que la mayoría de los enrutadores permitan ajustar sus configuraciones de seguridad, lo que podemos aprovechar para que sean más seguros.  Nunca estarás completamente seguro de que no te puedan hackear, pero las precauciones mencionadas anteriormente serán de mucha ayuda para proteger tu red WiFi.

Deja una respuesta