Cómo restaurar Windows 10 de fábrica desde el escritorio o el arranque

Si tu PC se ha puesto muy lenta o se comporta de forma extraña, la manera más segura de solucionar el problema es restablecer Windows 10 a los ajustes de fábrica.

Si tu PC se ha vuelto lenta o se comporta de forma extraña, una solución segura para resolver el problema es restaurar Windows 10 a su configuración de fábrica. Esta acción es igualmente recomendable si planeas vender o regalar tu computadora.

Anteriormente, la solución final implicaba formatear la PC, pero con Windows 10, puedes realizar una restauración de fábrica para recuperar la estabilidad del sistema. Esta es una de las opciones de recuperación más útiles, especialmente cuando tu sistema ha experimentado un deterioro o no puedes acceder al escritorio.

- Enlaces patrocinados -

Antes de restablecer el sistema, asegúrate de hacer una copia de seguridad de tus archivos personales. Aunque el proceso permite conservar todos tus archivos personales, siempre es bueno tomar precauciones adicionales.

Método 1: Restaurar Windows 10 de fábrica desde el arranque

Si no puedes iniciar sesión en el escritorio de Windows 10, también puedes restaurar el sistema de fábrica desde el arranque siguiendo estos pasos:

1. Accede al inicio avanzado de Windows. Presiona repetidamente la tecla F11 al encender la computadora.

Alternativamente, apaga la PC de forma forzada con el botón de encendido y enciéndela al menos 3 veces. Con estos apagados forzados, la computadora debería acceder a la herramienta de inicio avanzado.

2. Cuando cargue la utilidad de inicio avanzado, elige la opción «Solucionar problemas«.

3. Ahora ve a «Restablecer este equipo«. Dentro de «Solucionar problemas,» entonces selecciona la opción «Restablecer este equipo«.

4. Para iniciar el restablecimiento, selecciona «Mantener mis archivos» o «Quitar todo«, según el motivo por el que desees realizar la restauración de fábrica.

- Enlaces patrocinados -

5. Una vez que hayas hecho tu selección, espera a que el proceso se complete y, después, la computadora se reiniciará con Windows 10 en su configuración de fábrica.

Método 2: Restablecer Windows 10 de fábrica desde el escritorio

Si aún puedes acceder al escritorio de Windows 10 y deseas restaurar tu PC a su configuración de fábrica, sigue estos pasos:

1. Abre la aplicación de Configuración (Windows + i) y selecciona la categoría «Actualización y seguridad» en la parte inferior de la ventana.

2. A continuación, elige «Recuperación» en la columna de la izquierda y, bajo la sección «Restablecer este PC«, lee la descripción y haz clic en el botón «Comenzar«.

3. Aparecerá la ventana «Restablecer este PC» con dos opciones para elegir:

  • «Mantener mis archivos«: Esta opción conservará todos tus archivos personales y eliminará la configuración del sistema y las aplicaciones instaladas.
  • «Quitar todo«: Esta opción borrará tu PC por completo.

4. Selecciona la opción que te resulte más conveniente, de acuerdo a tu caso. Sin embargo, ten en cuenta que la segunda opción borrará todos tus archivos y perderás tu información si no tienes una copia de seguridad.

5. A continuación, debes elegir cómo deseas reinstalar Windows. La descarga de la nube te tomaría mucho más tiempo, y podría ser más tediosa. Si no tienes nada que amerite lo contrario, puedes optar por una Reinstalación local.

6. Seguidamente se te mostrará un resumen de los opciones que has selecciona. Para continuar, haz clic en Siguiente.

7. Entonces verás un mensaje que describe lo que sucederá cuando se reinicie la computadora. Dicho mensaje variará según el método u opción elegida para restaurar Windows 10.

8. Cuando estés listo para proceder, haz clic en el botón «Restablecer«.

En ese momento, el sistema comenzará la restauración de Windows 10 a su configuración de fábrica. El proceso puede llevar varios minutos, así que ten un poco de paciencia. Cuando haya finalizado, tu computadora se reiniciará con la configuración predeterminada.

Palabras finales

Restaurar la computadora de fábrica es una de las mejores opciones de recuperación de Windows 10 y es, en la práctica, equivalente a formatear el sistema operativo. Es de mucha utilidad útil para resolver problemas graves, empezar de nuevo o preparar tu computadora para transferirla a otra persona.

Otra alternativa a este procedimiento para recuperar Windows 10 de problemas es realizar una restauración del sistema a una fecha anterior. Con este método, no se restaurarán los valores predeterminados, por lo que no perderás toda tu configuración y los programas instalados.

- Enlaces patrocinados -
Salir de la versión móvil