Cómo arreglar un celular mojado y evitar que vuelva a pasar

¿Se te cayó el celular al agua? Aquí te mostraré qué hacer y qué no hacer para poder salvar tu celular mojado. Además, te daré algunos consejos para evitar que vuelva a pasar.

244
Cómo arreglar un celular mojado

Si has dejado caer tu smartphone en el inodoro, en la piscina o en otra fuente de agua, debes actuar con rapidez para evitar que el dispositivo se dañe completamente. En esta entrada te mostraré cómo secar un celular mojado para intentar salvarlo.

Debes sacar el teléfono del agua lo más rápido posible, ya que cuanto más tiempo permanezca sumergido, más agua o líquido filtrará por las aberturas. Una vez hecho esto, hay algunas cosas que debes hacer de inmediato y otras que debes evitar por completo para minimizar posibles daños.

Qué hacer cuando se moja el celular

Asumamos que se te cayó el celular al agua y lo sacaste de inmediato del líquido. Entonces debes proceder rápidamente para tener más posibilidades de salvar tu celular mojado. A continuación te diré qué debes hacer, pero no sin antes mostrarte que no deberías hacer.

Cosas que NO debes hacer

  • No lo enciendas.
  • No lo conectes o intentes cargarlo.
  • No presiones ningún botón o tecla.
  • No agites o golpees el teléfono.
  • No intentes soplarlo, ya que podría entrar agua a otras partes internas a las que no había alcanzado y causar más daños.
  • No utilices un secador de pelo. Este tendría el mismo efecto que el punto anterior, pero a mayor escala. Además de que el calor podría causar un daño aún mayor.

Cómo secar un celular mojado

1. Apágalo de inmediato, si no lo está, y manténlo en posición vertical.

2. Retira las tarjetas SIM y microSD de sus respectivas ranuras.

3. Saca la batería, si tu dispositivo lo permite, retirando la tapa en la parte posterior. Sin embargo, la mayoría de Smartphones actuales no tienen baterías extraíbles y son difíciles de desarmar, por lo que lo más recomendable sería llevarlo a un taller de reparación de teléfonos antes de intentar desarmarlo.

4. Seca cuidadosamente el dispositivo con un paño, pedazo de tela o papel toalla. Debes evitar que el líquido se esparza, sino podría ingresar más por las aberturas del teléfono, incrementando los daños. Simplemente trata de absorber tanto líquido como sea posible.

5. Si el dispositivo se sumergió por completo, puedes usar una aspiradora para extraer con cuidado el agua atascada de las aberturas o grietas menos accesibles.

6. Sumerge el teléfono por completo en arroz crudo usando un envase tipo tazón o similar. El arroz es excelente para absorber líquido, y de hecho es ampliamente usado para secar celulares mojados y otros dispositivos electrónicos.

7. Deja tu teléfono secar por uno o dos días. Resiste la tentación de encenderlo antes de al menos 48 horas para ver si funciona. Como alternativa, trata de usar tu tarjeta SIM en un teléfono viejo que tengas por ahí o pide uno prestado a alguien que no lo esté utilizando.

Trata de encender el teléfono

Luego de transcurrido el tiempo indicado, puedes sacar el teléfono del arroz, insertar la batería y encenderlo. Si no prende intenta cargarlo, y si aún no funciona, la batería podría haberse dañado. Puedes probar con una batería de reemplazo o considerar ir a un taller de reparaciones para que el dispositivo sea revisado por un profesional.

Si tu smartphone encendió satisfactoriamente, de todas formas deberías tenerlo en observación durante los próximos días. De esta forma, podrás verificar que todo está funcionando como debería o si notas algo fuera de lo común.

Trata de reproducir música para comprobar los altavoces y verifica que la pantalla táctil funcione como debería.

Teléfonos a prueba de agua

Muchos teléfonos son etiquetados como resistentes al agua o a prueba de agua. Pero cuidado, ya que esto puede ser válido solo bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, la resistencia al agua de un smartphone depende regularmente de la claridad del agua, de la profundidad y el tiempo que el dispositivo dure sumergido. Nunca se recomienda poner a prueba la capacidad de impermeabilidad de un teléfono sumergiéndolo a propósito en el agua.

Se debe tener en cuenta que ningún teléfono inteligente es totalmente impermeable. Pero los dispositivos con una clasificación IP67 e IP68 son lo más resistentes que puedes obtener actualmente. Los teléfonos que vienen con estas clasificaciones son cada vez más comunes, especialmente en los denominados gama alta. Entre los más populares con calificaciones IP67 e IP68, podemos citar:

  • Samsung Galaxy S9/ S9+/ Note 9
  • Google Pixel 3/ 3 XL
  • HTC U12 +
  • Huawei Mate 20 Pro (el Mate 20 solo tiene clasificación IP53)
  • LG V40 ThinQ
  • iPhone XS/XS Max/XR

Si tienes un teléfono con clasificación IP53, esto significa que solo es parcialmente resistente al agua y no soporta rociadas de agua. Aunque el fabricante afirme lo contrario, éstos teléfono pueden dañarse incluso si solo se usan bajo la lluvia.

CONCLUSIÓN

Espero que estos pasos te hayan ayudado a rescatar tu celular mojado luego de haberse caído en el agua. Para no tener que volver a vivir esta mala experiencia, evita llevar el teléfono contigo a la piscina/playa, cuando uses el baño o estés haciendo alguna labor de limpieza.

Una forma de proteger tu celular de eventuales daños por agua puede ser usar un protector a prueba de agua. Como alternativa de emergencia puedes introducir tu dispositivo en una funda impermeable o incluso mejor, en un preservativo bien amarrado. Si estas recomendaciones te han servido para salvar tu celular mojado, o si tienes algunos otros consejos, haznos saber con un comentario más abajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here