Cómo solucionar el problema de pantalla negra en Windows 10

De seguro llegaste aquí porque te ha aparecido una pantalla negra al tratar de iniciar o luego de iniciar el sistema en Windows 10. Este problema no muestra un código de error o mensaje que proporcione pistas para solucionarlo. Por eso a continuación te estaré dando algunas sugerencias para que puedas solucionarlo.

El error de pantalla negra al iniciar el sistema puede ocurrir por muchas razones, siendo uno de los problemas más molestos en Windows 10. Puede estar relacionada con alguna de las siguientes circunstancias:

  • Una actualización reciente del controlador de gráficos.
  • Actualización de características con inconvenientes de compatibilidad.
  • También podría suceder como resultado de una actualización del sistema con errores.
  • O podría ser un problema relacionado con el hardware de la pantalla, la conexión o el adaptador de video.

Cualquiera que sea la razón, hay varias formas de determinar la causa y solucionarlo, incluso sin acceso al escritorio.

I – Comprobar problemas de conexión de pantalla

Si tienes este problema el inconveniente podría deberse a fallos del hardware, del software o una combinación de ambos. A continuación veamos los pasos para para tratar de comprobar y solucionar problemas de conexión del hardware de pantalla.

1. Comprobar problemas de conexión

Si te aparece la pantalla negra antes de iniciar sesión, posiblemente sea problema de conexión entre pantalla y computadora. Entonces deberías empezar por hacer las siguientes comprobaciones para ir descartando posibles problemas de conexión o hardware:

  • Verifica que ambos extremos del cable de video estén conectados correctamente y en el puerto de salida correcto. Desconecta el cable en ambos extremos, vuelve a conectarlo y mueve el mouse para ver si la pantalla se activa.
  • Si tu computadora cuenta con varias salidas de video, intenta cambiar la conexión a un puerto diferente. A veces una actualización de controlador podría incluir cambios que envíen la señal de video al puerto incorrecto. Entonces mueve el mouse o presiona cualquier tecla del teclado para activar la pantalla. 
  • Si tienes una tarjeta gráfica discreta y una integrada, prueba cambiar la conexión la integrada para confirmar si el problema está en la tarjeta discreta. Luego de una actualización del sistema o de la BIOS, la tarjeta de video discreta puede desactivarse. En este caso tendrás que volver a habilitarla en la configuración de la placa base.
  • Si estás utilizando un monitor externo, prueba aumentar el brillo de pantalla en la configuración del monitor integrado. Este también puede ser el motivo de la pantalla negra. Aprovechando estar en el menú de configuración, también te sugiero verificar si el monitor usa la entrada correcta.
  • Si tu problema es en una laptop, emplea el método abreviado del teclado para aumentar el brillo de la pantalla. En muchas computadoras portátiles se usa la tecla Función (Fn) y una de las teclas de funciones (como F8 o F10).
  • También puedes intentar conectar el monitor a una computadora diferente o usar otro cable de señal de video (DisplayPort, HDMI, DVI, VGA o Thunderbolt). Así podrás descartar que se tratase de una pantalla o tarjeta de video dañada, o un cable dañado.

2. Detectar pantalla

Es posible que se presente una pantalla negra como resultado de que el sistema pierda la conexión con la pantalla. Puedes usar el atajo de teclado Windows + Ctrl + Shift + B para reiniciar el controlador de video y actualizar el enlace al monitor.

En las tabletas Windows puedes activar la pantalla presionando los botones de subir y bajar volumen simultáneamente tres veces rápidamente. Cuando lo hagas, escucharás un pitido y un parpadeo de la pantalla que indica que Windows 10 puede responder al comando y está restableciendo la conexión con la pantalla.

Asumiendo que Windows 10 responda, igual puedes usar el atajo Windows + P para abrir el menú Proyectar. Entonces presiona P nuevamente y luego Enter para cambiar entre los diferentes modos de visualización y ver si la pantalla negra desaparece. Deberás repetir esto último 4 veces para hacer el ciclo a través de todos los modos de pantalla disponibles.

Si no ves nada en la pantalla, mantén presionado el botón de encendido durante unos 10 segundos para apagar el dispositivo. Luego, presione el botón de encendido nuevamente para reiniciar el sistema.

3. Desconectar dispositivos no esenciales

Los periféricos conectados podrían ser la razón de la pantalla negra o los puntos girando indefinidamente al tratar de iniciar el sistema.

Habitualmente los puntos giratorios indican que se está instalando una actualización y debes esperar. Pero si dura demasiado tiempo, podría ser un problema de compatibilidad con el hardware.

Si estás teniendo estos problemas, puedes empezar desconectando los periféricos, como impresoras, cámaras, unidades extraíbles, Bluetooth, etc. Entonces reinicia el dispositivo, y si todo funciona normalmente, el problema es uno de los periféricos conectados a la PC.

En ese caso, puedes determinar cuál es el del problema reconectando los dispositivos uno por uno e ir probando cada vez. Cuando identifiques el periférico con problemas, desconéctalo y reinicia la computadora.

II – Solucionar pantalla negra de Windows 10 después de iniciar

A veces la pantalla negra te aparece luego de iniciar sesión en Windows 10 y con el puntero del mouse activo. En este caso podría tratarse de un problema con el proceso del Explorador de Windows.

Para resolver problemas con el proceso del Explorador de Windows, sigue estos pasos:

Usa el atajo de teclado Ctrl + Shift + Esc para abrir el Administrador de tareas.

Haz clic en el botón Más detalles (si estás en modo compacto) y ve a la pestaña Procesos.

Reiniciar el Explorador de Windows

Selecciona el servicio Explorador de Windows.

Haz clic en el botón Reiniciar de la esquina inferior derecha.

Después de hacer esto deberías poder acceder a tu escritorio nuevamente. Si no te funciona, entonces puedes probar otras formas de reiniciar el Explorador de Windows entrando al enlace.

III – Solucionar pantalla negra con modo seguro en Windows 10

El problema de pantalla negra de Windows 10 podría estar relacionado con el software. Si no tienes acceso al escritorio, deberá usar el Inicio avanzado para iniciar Windows 10 en modo seguro.

Una vez inicia en modo seguro, puedes probar varias posibilidades de solución para el problema de la pantalla negra. Por ejemplo, reinstalar el controlador de gráficos, eliminar actualizaciones con errores, cambiar la configuración del sistema y más. A continuación veamos en detalle.

1. Intentar con un inicio limpio del sistema

Por lo general, Windows 10 carga una serie de servicios, controladores y aplicaciones al subir el sistema.

El arranque limpio indica a Windows que comience solo con un conjunto mínimo de servicios, controladores y aplicaciones. Esto puede ayudar a determinar si alguno de estos elementos es la causa de la pantalla negra en Windows 10.

Un inicio limpio es parecido al modo seguro, pero permite volver a habilitar un servicio o software a la vez para identificar el problema con mayor precisión.

Para realizar un inicio limpio en Windows 10, sigue estos pasos:

Abre Inicio, busca msconfig y selecciona el elemento Configuración del sistema en los resultados.

Selecciona la pestaña Servicios y marca la opción Ocultar todos los servicios de Microsoft.

Entonces haz clic en el botón Deshabilitar todo y luego en el botón Aplicar.

Deshabilitando servicios innecesario de Windows

Ahora ve a la pestaña Inicio de Windows y haz clic en el enlace Abrir el administrador de tareas.

Ya en este último y estando en la pestaña Inicio, selecciona cada aplicación y haz clic en el botón Deshabilitar en la esquina inferior derecha.

Pantalla negra de Windows 10 solución

Finalmente cierra todo y reinicia el sistema.

Lo anterior no solucionará el problema, pero te darán una idea de dónde empezar a buscar para resolverlo. Si después de reiniciar Windows 10 ya no aparece la pantalla negra, sabrás que el inconveniente es con uno de estos los procesos.

En este caso, sigue los pasos para ir habilitando los elementos uno a uno y reiniciar el sistema para aislar el del problema:

Abre Inicio, busca msconfig y selecciona el elemento Configuración del sistema en los resultados.

Selecciona la pestaña Servicios y marca la opción Ocultar todos los servicios de Microsoft.

Marca uno de los servicios, haz clic en el botón Aceptar y reinicia la computadora.

Solucionar pantalla negra al iniciar Windows 10

Una vez que se inicie el sistema y la pantalla negra no aparezca, repite los pasos para cada elemento hasta que puedas determinar cuál está provocando el problema.

Vuelve a habilitar los elementos de inicio

Si ninguno de los servicios parece ser el problema, sigue estos pasos para volver a habilitar los elementos de inicio:

  • Abre el Administrador de tareas.
  • Ve a la pestaña Inicio, selecciona una aplicación y haz clic en el botón Habilitar en la esquina inferior derecha.
  • Cierra el Administrador de tareas y reinicia la computadora.

Después de completar los pasos, repita las instrucciones para cada elemento hasta descubrir la aplicación que causa la pantalla negra.

2. Reinstalar o revertir el controlador de gráficos

La pantalla negra en Windows 10 puede aparecer por problemas con controlador de gráficos instalado manualmente o mediante Windows Update. Incluso un controlador que previamente funcionaba bien puede haberse corrompido y generar este inconveniente.

Reinstalar el controlador de gráficos:

Para reinstalar el controlador de gráficos, sigue estos pasos:

Inicia el sistema en modo seguro.

Usa el atajo de teclado Windows + X y selecciona Administrador de dispositivos.

Expande la rama Adaptadores de pantalla, haz clic derecho en el adaptador de video y selecciona la opción Desinstalar dispositivo.

Haz clic en el botón Aceptar y reinicia el sistema.

Solucionar pantalla negra de Windows después de iniciar

Cuando la computadora se reinicie, Windows 10 intentará reinstalar el controlador de gráficos automáticamente. Esto debería solucionar el problema de la pantalla negra, si se tratase de dicho driver.

Revertir al controlador anterior

Si el problema ocurre después de instalar una actualización, es posible volver a la versión anterior del controlador. Para hacerlo, sigue estos pasos:

Inicia el sistema en modo seguro.

Usa el atajo de teclado Windows + X y selecciona Administrador de dispositivos.

Expande la rama Adaptadores de pantalla, haz clic derecho en el adaptador de video y selecciona la opción Propiedades.

Entonces selecciona la pestaña Controlador y haz clic en el botón Revertir al controlador anterior. Si este no está activo, es porque el sistema no tiene un controlador anterior.

Revertir el controlador de pantalla

Selecciona un motivo para revertir el controlador, haz clic en el botón y reinicia la computadora.

Windows 10 desinstalará el controlador y se restaurará la versión anterior.

3. Deshabilitar el inicio rápido

La característica de inicio rápido permite a dispositivos con cierta configuración de hardware iniciar el sistema más rápido. Sin embargo, un malfuncionamiento de la misma podría provocar la pantalla negra en Windows 10. En este caso deberías deshabilitarla de la  siguiente forma:

Abre inicio y busca el Panel de control.

Ahora haz clic en Sistema y seguridad y elige Opciones de energía.

Selecciona la opción Elegir el comportamiento de los botones de inicio/ apagado en el menú de la izquierda.

Haz clic en el enlace Cambiar la configuración actualmente no disponible.

Desmarca la opción Activar inicio rápido (recomendado), haz clic en el botón Guardar cambios y reinicia tu computadora.

Si la pantalla negra era debido al inicio rápido, después de realizar estos pasos y reiniciar el sistema el problema quedará solucionado.

4. Crear nueva cuenta de Windows

Un problema con tu cuenta de usuario actual también podría ser el motivo de la pantalla negra en Windows 10.

Para determinar si tu cuenta está causando problemas, mientras estás en modo seguro, puedes crear una nueva cuenta local. Si al hacer esto ya no presenta la pantalla negra, entonces el problema está relacionado con tu antigua cuenta de usuario.

En lugar de solucionar problemas de la cuenta anterior, te recomiendo transferir tus archivos a la nueva cuenta.

IV. Arreglar pantalla negra con Restaurar sistema de Windows 10

Puede usar la función Restaurar sistema para deshacer los cambios del sistema usando uno de los puntos de restauración disponibles. Esto podría ayudarte a solucionar el problema de la pantalla negra en Windows 10.

Restaurar sistema solo funcionará si ha sido habilitada y configurada previamente. No perderás tus archivos, aunque existe la posibilidad de perder algunas configuraciones, actualizaciones o aplicaciones instaladas recientemente.

Deja un comentario