Optimizar y acelerar el arranque de Windows 10

Cómo optimizar y acelerar el arranque de Windows 10

Si usas Windows desde hace tiempo, de seguro has tenido el problema de que el sistema puede ponerse lento al iniciar. A continuación te daré algunas recomendaciones para optimizar el sistema y lograr acelerar el arranque de Windows 10.

En ocasiones Windows 10 arranca muy lento, lo que se manifiesta mayormente si tienes una PC un poco antigua. Si quieres mejorar el arranque, siempre se pueden hacer algunos ajustes para optimizar el inicio de Windows 10.

- Publicidad -

Acelerar arranque de Windows 10

1. Desactivar programas del inicio

Los programas que inician durante el arranque del sistema suelen ser la principal razón de que Windows 10 esté muy lento al iniciar. Muchos programas se agregan automáticamente al inicio del sistema, provocando una sobrecarga innecesaria.

Para solucionar esto, Windows 10 te permite gestionar los programas que se inician automáticamente y deshabilitar los que consideres innecesarios.

  • Entra al Administrador de tareas y ve a la pestaña Inicio.
  • Aquí podrás ver todos los programas habilitados para iniciar con Windows y su respectiva valoración de Impacto de inicio.
  • Deshabilita los programas que no necesitas que inicien automáticamente, haciendo clic derecho y eligiendo la opción Deshabilitar.
Acelerar inicio de Windows 10

Decidir cuáles programas deshabilitar y cuales dejar activos puede ser un poco difícil. Pero hacerlo te permitirá mejorar el arranque de Windows 10, especialmente si desactivas los programas con impacto alto o medio.

2. Eliminar el malware de tu PC

Si el sistema está infectado con algún tipo de de software malicioso, su rendimiento se podría ver muy afectado, sin contar la amenaza a tu privacidad y seguridad.

Mientras se ejecutan en segundo plano, sin que quizás te des cuenta, el malware puede acaparar una buena cuota de los recursos de sistema. Por esta razón, debes eliminar el malware de tu PC si quieres que Windows 10 pueda iniciar más rápido.

Para ello debes utilizar un buen programa antivirus y ejecutar un escaneo completo del sistema. El antivirus detectará automáticamente si tienes algún malware en el sistema y lo eliminará.

3. Ajustar efectos visuales

Los efectos visuales pueden tener un impacto importante en el rendimiento general del sistema. Si quieres acelerar el arranque de Windows 10, una de las cosas que puedes hacer es ajustar los efectos visuales.

Puedes deshabilitar características superfluas como animaciones y sombras de esta forma:

- Publicidad -

#1. Haz clic derecho en el botón Inicio y luego elige la opción Sistema en el menú que aparece.

Acelerar inicio de Windows 10

#2. En la ventana Sistema haz clic en Configuración avanzada del sistema a la izquierda.

#3. Ahora en la ventana Propiedades del sistema, ve a la pestaña Opciones avanzadas y haz clic en el botón Configuración en la sección Rendimiento.

Acelerar inicio de Windows 10

#4. Se abrirá la ventana Opciones de rendimiento. En la ficha Efectos visuales marca la opción Ajustar para obtener el mejor rendimiento, y haz clic en Aplicar.

Acelerar inicio de Windows 10

4. Activar Inicio rápido de Windows 10

Puedes acelerar el arranque de tu PC fácilmente al activar la opción Inicio rápido de Windows 10:

  1. Ve al Panel de control. Puedes escribir panel de control en la búsqueda del menú Inicio y elegirlo en los resultados.
  2. Ahora selecciona Opciones de energía y luego Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado.
  3. A continuación marca la opción Activar inicio rápido (recomendado). Si está opaca, debes hacer clic primero en el enlace Cambiar la configuración actualmente no disponible.
Acekerar el inicio de Windows 10

5. Defragmentar el disco duro

Al defragmentar el disco es probable que se logre una mejoría en el rendimiento general del sistema:

  • Para hacerlo debes abrir el Explorador de archivos (Windows + E).
  • Haz clic derecho sobre la unidad de disco y selecciona la opción Propiedades.
  • Ahora ve a la pestaña Herramientas y haz clic en el botón Optimizar.
Acelerar el inicio de Windows 10

Como vemos en la imagen anterior, en mi caso no hay necesidad de defragmentar el disco. De todos modos puedes elegir analizar u optimizar la unidad.

6. Instalar disco de estado sólido SSD

Esta es la última recomendación, pero de seguro puede ser la más importante. Si de verdad deseas aumentar el rendimiento y la velocidad de inicio de Windows 10, entonces debes considerar migrar a un disco SSD.

El orden en la lista es porque no es un simple cambio de configuración del sistema. Aunque pueden ser costosos, los discos de estado sólido (SSD) ofrecen un desempeño muy superior a los discos convencionales. La mejora en términos de velocidad de lectura y de escritura puede ser muy importante. Si inviertes en uno, podrás apreciar una diferencia significativa en el rendimiento general de tu sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.